Siguen y siguen

16/5/08

Nuestros queridos empresarios periodísticos volvieron a las andadas. Ya todos nos conocemos y a esta jugada la conocemos. Es un hecho que los dueños de El Siglo están dispuestos a todo. Esta semana despieron "con causa" a Ernesto Klass y Patricia Rodríguez, cabezas de la sección Espectáculos.

Antes ya habían sido despedidos Pablo Lesnik, Martín Arrabal y otros más que no recuerdo. Los que huyeron porque les debían más de 2 meses y cobraban 600 pesos (en varias cuotas), en negro, sin ART, obra social ni jubilación son: Maby Sosa, Martín Zevi, Juan Manuel Rovira, Benjamín Serrano, Gonzalo Abel, Gabriela Baigorrí, Gonzalo Paz, Luis Tebes, Diego Aráoz, Gerardo Irachet, Luciano Núñez, entre otros.

Aunque los más viejos no lo quieran asumir, el diario tiene el certificado de defunsión firmado hace al menos dos años. Lo que nadie entiende es el sadismo con el que se mueven.

Ah, nadie tiene idea cuáles son los motivos por los que el gremio de prensa y el gobierno provincial permiten esta vejación.

Vía
CTP

3 Comentarios:

Pedro Noli dijo...

¡Pero hermano! Estos empresarios quieren pagarnos más, mucho más, y a tiempo. Si fuera por ellos seríamos rícos. Lo que pasa es que -pobrecitos- no le cierran los números. Y entonces, para que nadie se quede sin trabajo, para que todos podamos llevar el pan a la casita, pagan (¿pagan?) $600 (¡600!) a cada periodista ¿Entendés?
Son tan buenos incluso no quieren que nos enfermemos, por eso ni se acuerdan de tener al día la obra social. Y además su sueño es que lleguemos a ser grandes periodistas. Por eso nos obligan a trabajar 12 horas de corrido, sin pagarlas extra (¿pagan las no extra?). Y no tienen por qué hacerlo: si es para beneficio nuestro, hermano. Vamos a tener más formación, ¡boludo! ¡Date cuenta!
Desde acá levanto mi copa por los empresarios periodísticos como estos. Y ojalá que ellos también lo hagan. Y que cuando estén tomando el champagne se les quiebre la copa de cristal. Que el vidrio les corte los labios y que se lo tragen junto a la sangre sin darse cuenta.

Sebastián Nadal dijo...

Y uds, compadres, se perdieron al gran defensor de los derechos de los trabajadores, Néstor López, llorando y moqueando para explicar por qué no ofrecía un aumento como la gente.
O, también, por qué no paga los aportes y la obra social ("no me alcanza", dijo, entre lágrimas... pero, ¿cómo no te va a alcanzar, si mes a mes descontás de los sueldos lo que tiene que ir al ANSES???).
Estos empresarios son la peor mierda, son despreciables. López pidió que "pongamos el hombro"; ¿cómo no se va a hartar un tipo que tiene que mantener a la familia con $1.300 por mes? Eso sí, Chupachichi maneja su camionetota nueva (o creo q la maneja la sra, no se).
Son una peste.
Me descargué. Un abrazo.

Flor C. dijo...

yo estoy de pasada nomas, profundas refelxiones. creo q si se unen "TODOS" pueden conseguir algo bueno. realmente son una verguenza y una miseria los sueldos que tenemos los periodistas. cualquiera con una familia nose como hace para mantener a sus hijos. por eso yo no quiero casarme ( es la excusa perfecta jeje.)