Cacerolas for export

31/3/08

Para muchos, la situación en Argentina es joda. Para otros, jodida. Muy pocos dicen la verdad, los medios mienten, los sectores de poder esconden sus fichas mientras las góndolas se vacían, las carnicerías bajan las persianas, los locales de comida cambian de menú y las empresas de colectivos urbanos anuncian que dejarán de circular en 48 horas porque no las abastecen de gas oil, entre otras pequeñas delicias de la vida Argentineril. En medio de todo esto hay millones de personas, quienes por desidia (valor agregado de nuestro ser nacional) o desinformación sufren las consecuencias.

Dentro del grupo de perjudicados se encuentran los productores, quienes están defendiendo sus derechos a pesar de que estos vayan en detrimento de los ajenos. El post ya se hizo largo porque en realidad era para contarles que Cristian Bartolucci, economista tucumano que está hace unos años estudiando en España, está organizando un cacerolazo frente a la Embajada Argentina en Madrid. Los interesados pueden visitar el blog que armó para la convocatoria e interiorizarse un poco más de la situación que viven muchas familias en todo el país.

Links
Cacerolas afuera

2 Comentarios:

Analía dijo...

bien por el dato del cacerolazo en españa.
Pero realmente me da mucha bronca este "pueblo" que se moviliza por estas cosas y es tan pasivo en otras oportunidades tan importantes. Me da bronca, la gente q salio a manifestarse sin saber casi porque lo hacia...

Sebastián Nadal dijo...

la gente aquí es así. en realidad, los argentinos (estén donde estén) son así. salen cuando les tocan el bolsillo. cuando la universidad estuvo a punto de ser privatizada, a nadie, salvo a los alumnos y docentes, le importó... total, "tengo hijos en la primaria"... a los jubilados nadie le da bola, pero cuando lleguen a esa edad y los garquen, seguramente saldrán. es así, somos aún más individualistas que el individualista primer mundo.