Va a estar bueno Tucumán

12/2/08

Ayer un colega me reenvió un correo electrónico en el que se denuncia a funcionarios del Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) de provocar lesiones a Sixto Roque Pondal, propietario de un local en el que se venden bebidas alcoholicas. Según el reclamo formulado por Bernardo Lobo Bugeau, abogado querellante y ex secretario de Derechos Humanos del actual gobierno, las personas que dijeron ser del IPLA labraron un acta de infracción, ya que en Tucumán no se puede mantener un bar abierto después de las 4, mucho antes del tope horario. No está claro si Pondal increpó o no a los inspectores. Pero quedó así. Esto sucedió en San Pedro de Colalao, el domingo 3.

No es la primera vez que el IPLA es desprestigiado mediante una cadena de mails. Recordemos que son los chicos malos que nos cierran bares y boliches.

El único medio que publicó la información fue Primera Fuente, web de la Asociación de Prensa de Tucumán. Eso sí, aún no pusieron las fotos. Ahora veremos qué dicen desde el organismo público.

Más info
Primera Fuente

2 Comentarios:

Matias dijo...

La verdad es que no me extraña este tipo de información. Uno que tuvo la oportunidad de conocer varios lugares del mundo, se dá con la realidad de que sólo en esta bendita provincia la diversión debe terminarse a las 4 de la mañana. La opresión y las restricciones no son sinónimo de seguridad. Saludos.

Pedro Noli dijo...

Ya tienen varias denuncias los nenes estos. Recordemos la del abogado que lo arrestaron cuando había llegado a un local a dar asistencia legal, la del repartidor de jugos que lo patotearon y amenzaron en Yerba Buena y al pibe ese que le entraron a la casa tirando la puerta a patadas. Sólo por nombrar algunas.
Me gusta el nuevo diseño, Julito.

Una abrazo.